lunes, 9 de julio de 2007

Río dulce, Izabal


El área llamada " Río Dulce" comienza en la desembocadura del río en la Bahía de Amatique en el pueblo Garifuna de Livingston. Río arriba se pasa por un espectacular desfiladero con paredes tapizadas con vegetación selvática y pleno de vida salvaje. El río se amplía más tarde en un lago pequeño, El Golfete, cuyas costas cubiertas de vegetación están llenas de hermosos lugares, asentamientos de Indios Mayas y una reserva de manaties. A continuación el río se estrecha y pasa por los pueblos de Fronteras y El Relleno donde hay abundancia de hoteles, restaurantes, marinas, servicios para veleros, atención médica, comunicaciones y transporte. Un poco más arriba, el río nace en los 590 kilómetros cuadrados del Lago Izabal, el más grande de Guatemala.
El Río Dulce es un río grande, de 500 a 1500 metros de anchura en gran parte de su longitud. El lugar más estrecho está en un punto llamado La Vaca donde se reduce a unos 100 metros de ancho quedando apretado en El cañón. Los lagos y el Río Dulce son navegables por embarcaciones de calado mediano. El río y los lagos son alimentados por muchos ríos menores, arroyos e incontables riachuelos. Por muchos de estos ríos puede viajarse kilómetros en canoa entre hermosos bosques y praderas herbáceas.
El Río Dulce es una comunidad acuática. La carretera pasa por Fronteras/El Relleno en su camino hasta El Petén, siendo este el único acceso al área. Afuera de los pueblos de Fronteras y El Relleno no hay carreteras a excepción de un camino que conduce a San Felipe, aunque actualmente está terminándose una carretera para unir Fronteras y El Estor. Para acceder a los diferentes lugares de los alrededores se debe viajar en barco. Todos las casas y negocios en el río tienen un muelle para barcos. Los cruceros, comúnmente, tienen un dinghy con un pequeño motor fuera borda. Los viajeros que llegan por tierra tendrán que contratar una lancha para acceder a los alrededores. Las lanchas son como los taxis y son relativamente baratos.
Encontrarás que la gente a lo largo del Río Dulce es de la más amistosa que hayas visto, con un fuerte sentido de espíritu comunitario, amor propio y servicio. Río Dulce es el lugar favorito de vacaciones para muchos Guatemaltecos ricos. El enfoque a lo largo del río es primariamente acuático con énfasis en los deportes acuáticos, pero muchos viajeros y mochileros desde todas las partes del mundo usan Río Dulce como lugar de salto para viajes a El Petén, el resto de Guatemala, Belize y Honduras.
Hay centenares de cruceros anclados a lo largo del Río Dulce. Esta comunidad de cruceros patrocina muchas actividades, como barbacoas, cenas comunitarias, regatas de veleros y canoas y un mercadillo semanal. Todos están invitados a participar sean o no de un crucero. Es fácil hacer muchos amigos en el río.